Torrefacción

De la planta a la taza

La torrefacción es sin duda un punto fundamental en la calidad del café, pues a través de ella se desarrollan los principales atributos sensoriales que justifican su consumo.

El aspecto del café torrefacto es objeto de una clasificación que tiene en cuenta la uniformidad y los defectos que aparecen durante la torrefacción, pues los defectos que generalmente no se observan en el café crudo pueden aparecer en el café torrefactado. La clasificación se determina así según el aspecto general y la cantidad de granos que no se han torrefactado, o muestran el color característico del despulpado.

cargando...
cargando...